¡Se hacen amigos al instante! Dos niños atrapan dos bolas en la grada y protagonizan el momento más tierno del béisbol