Los niños de Kabul con lesiones derivadas de la guerra encuentran en el fútbol su mejor rehabilitación