Un niño se lleva el aplauso de todo el estadio con su reacción al conseguir la camiseta de su ídolo