Va al entrenamiento del Espanyol con unos calcetines de pandas y Borja Iglesias tiene un bonito detalle con el pequeño