La lección de deportividad de un padre después de que el equipo de su hijo marcase gol con el portero rival en el suelo