Una donación de Firmino y su mujer ayuda a salvar la vida de dos niños enfermos