Las compañeras de Jovana, de 16 años y sorda, aprenden lengua de signos para que siga jugando con ellas 😍