La gimnasta con síndrome de Down a la que rechazaron varios equipos cuando tenía 12 años y consiguió ganar dos Mundiales