“Fue algo instintivo”: el gesto de un niño de 13 años después de que le pitaran un penalti a favor que creyó injusto