Chloe Kim, la campeona olímpica de 17 años que come churros y tuitea durante las pruebas