¡Así, sí! La ejemplar charla de un entrenador a sus niños de 7 años pidiéndoles no golear al rival