Tiene dos años y lleva pañales, pero... ¡entrena como el auténtico Rocky Balboa!