Un chico de 17 años consigue el primer oro de EE.UU en los Juegos Olímpicos de Invierno de 2018