Un accidente truncó su sueño de ser futbolista, pero decidió hacerse árbitro para seguir siendo parte del fútbol