Huir o vivir en un gueto, la dura realidad del colectivo homosexual en Rusia