“Es mejor ser narco que político”: la opinión de un ciudadano gallego