En Cartagena de Indias, hasta los taxistas ofrecen sexo con menores