Frank con un amigo...
Los monjes y los tigres se llevan muy bien