El rostro más tierno de Frank
Frank, 'jugando' con una serpiente