Frank Cuesta, una fuerza de la naturaleza