Y después de la cobra... ¿daría realmente Elia una segunda oportunidad al caballero de Puertollano?