¿Encontrarían su propio ritmo Fernando y Lilian?