Vivimos en una parada de amores pasajeros... ¡hasta que llega el amor verdadero!