¿Qué habrá sido del futuro de nuestras citas?