¿Habrán tenido nuestras citas la misma suerte que C. Tangana con su "Mala Mujer"?