Gerard y Amalia se reencontraron... ¿hablarían o jugarían al póker?