¿Funcionarán hoy en día las primeras citas a la vieja usanza?