No siempre "llueve" a gusto de todos... ¡Pero a veces sí!