Alba y José se vieron de nuevo y... ¿os imagináis a qué jugaron?