Andrea pasó por Granada, y sin saberlo, entró en el restaurante de Ángel...¿saltaría la chispita esta vez?