Unidos por la fuerza: Jordi y Ángela tienen una afición en común