¡Aquí se corta la tensión! José Antonio alucina (para mal) con el estilo de vida de Danny