Fuera estereotipos: los dos están tatuados, les gustan el rock y les encanta VOX