Alberto renuncia por amor al pendiente de la nariz