Salvatore se marca un striptease y Raúl enloquece con su ‘tabletita’