Ricardo ya tiene plan para su próxima cita: Llevarla a comer cocido con su madre