Rafael se lleva bien con todos su ex… salvo con el último: “Ya sabes, ojos que no ven, salchichón que te meten”