David, muy seguro, a Patricia: “Sabes que has quedado con el hombre de tu vida ¿no?”