Alex y Laura, un flechazo que termina en beso