Alexa, desconfiada: “Me descuadra que a Carlo no le gusten las almejas, mal empezamos”