Marta se sincera: “Soy completamente virgen, ni siquiera me han besado”