Begoña: “Una vez fui a poner un gusano en un anzuelo y pensé en el pobre gusano”