Mari Carmen, al ver a Javier en la barra: “¡Ay, que me corto las venas!”