Roberto, a Vanessa: “Deberíamos ir al baño para que te enseñe mis tatuajes”