Jordi se lía a piropos: “No me merezco tanta belleza, eres una musa”