Gabriel: “No cuidarse el pelo es como comerse diez hamburguesas”