El inicio de cita más agobiante: Juan y las preguntas de Raquel