El tema con el que Antonio rompió el hielo: ¡el pelo blanco de Marichi!