La profesión de Alexandre 'arruina' su cita con María