El pollo gana la batallla a Guadalupe y termina en sus pantalones